Los estados financieros ¿para qué?

¿Vas a tomar una decisión importante? ¡Conoce antes el estado financiero de tu empresa!

Son informes por escrito de la situación financiera de una empresa en un momento o durante un periodo determinados, permiten analizar sus recursos, su flujo de efectivo, en una palabra, su rentabilidad.

Existen tres principales:

Estado de situación. Es el balance general de la realidad económica actual de la empresa (activos, pasivos y capital).

Estado de resultado. Es el estado de ganancia o pérdida (ingresos, costos y gastos).

Estado de flujo de efectivo. Son las entradas y salidas de efectivo (operaciones, inversiones y financiamiento).

Cuando se combina la información histórica y actual de estos tres estados y se interpreta correctamente, es cuando se está en condiciones para tomar las mejores desiciones financieras para la empresa.

Así que,  ¿para qué sirven los estados financieros?

Para decidir mejor, la información es poder. ¿En qué área de tu empresa conviene invertir más? ¿En cuál estás desperdiciando recursos? ¿Qué tasa de interés  podrías solventar con certeza si solicitas un crédito? Puedes hallar la orientación, para responder a preguntas como estas, en tus estados financieros.

Por otra parte, si lo que te interesa es que además de ti, otros conozcan los resultados de tu empresa, la vía nuevamente son los estados financieros. Por ejemplo, si tienes planes de expansión y quieres invitar a un inversionista a tu negocio o quieres ser sujeto del crédito más conveniente y requieres estar en condiciones de negociar con un acreedor; tu herramienta para demostrar el buen desempeño de tu empresa es, sin duda, un estado financiero favorable.

Recuerda que más allá de recolectar datos, lo importante es comprenderlos e interpretarlos y para ello, puede que necesites una mano, así que si lo que quieres es lograr objetivos puntuales como:

• diseñar una estrategia para optimizar los activos de tu empresa, para asegurar su crecimiento;

• saber cómo solventar los pasivos de tu empresa, para que no comprometan su viabilidad en un futuro;

• saber si los ingresos que ha tenido tu empresa solventan sus costos y gastos, es decir, si ha tenido ganancias o pérdidas

¡Contáctanos!

atencionaclientes@blancoygarciaconsultores.com

Leave a comment

I accept the Privacy Policy